HISTORIA


De mis abuelas, mis tías y mis padres aprendí el amor por servir y restaurar el alma y el cuerpo a través del arte de la cocina.

Recuerdo que allá en los años 2000 soñaba con tener un negocio propio y sabía que para lograrlo debía prepararme. Ingresé a la universidad a estudiar cocina y administración hotelera y turística. comencé a trabajar al mismo tiempo. Esto por un lado, me enseñò a luchar y a emprender mis propios ideales y ademàs me permitiò conocer la “cocina saludable”, convirtiéndose en el punto de inicio de mis convicciones frente a la necesidad de brindar una buena alimentación.

En el año 2004 trabajé en uno de los mejores restaurantes árabes de la ciudad de Bogotá. Allí, seducido por los sabores, aromas y belleza, oficialmente se encendió la llama de la inspiración. La gastronomía del medio oriente, ha sido fundamental en mi vida desde este momento y la he llevado conmigo a través de los años.

Al cabo de un tiempo, la vida me brindó la oportunidad de administrar un restaurante vegetariano en la ciudad de la eterna primavera - Medellìn - donde me conecté con grandes personas como Amalia Villegas de quièn aprendí cosas maravillosas no solo en el ámbito gastronómico, si no también, en el ámbito humano de su restaurante Verdeo.

 

Estas experiencias me impulsaron a iniciar mi primer proyecto a la edad de 24 años. En el año 2012 comenzó la aventura llamada “MANZANO Cocina Saludable” en la calle 82 con carrera 16 - ciudad de Bogotá.

Contábamos con una propuesta contundente:
recetas caseras y reconfortantes a travès de menùs variados inspirados en los sabores del mundo .

 

Sentir la tierra bajo el intenso sol o la lluvia son los momentos que te hacen sentir vivo y te invitan a dejar las angustias de la ciudad para vivir una vida más pausada, “PARAR para REPARAR” valorando las cosas pequeñas, aquellas que olvidamos en nuestro afán cotidiano, haciendo que lo importante sea lo más importante, el ser felices y encontrarnos a nosotros mismos.

Hoy, después de 7 años desde el cierre de manzano, volvemos a encender los fogones, revivimos nuestra llama reivindicando el campo y a nuestros ancestros, renaciendo de la tierra y para ella. REGRESAMOS escuchando lo que nos dicta el corazón.

MANZANO vuelve para trascender con la ayuda de amigos infalibles siempre creyentes en este proyecto, y con quienes ahora recorremos este nuevo camino comprometidos con el bienestar y la felicidad a través del sabor y la comida real, sumándote a ti como parte de esta gran historia que comenzaremos a escribir ahora.